Testimonio de Constanza Wilhelmy


“Durante 22 años viví con una malformación arteriovenosa en mi cerebro.  Ésta se manifestó por primera vez con un gigante derrame cerebral, del cual sobreviví gracias a la oportuna intervención del equipo de neurocirugía de la Clínica Santa María.  Sin embargo, tras la hemorragia la malformación seguía ahí.  Operarla era muy difícil, por no decir imposible, por el lugar donde se encontraba la MAV, por lo cual, unos meses después de mi accidente vascular encefálico, fui derivada al Dr. José Lorenzoni, quien con la radiocirugía trató mi malformación para que esta vaya desapareciendo poco a poco. 

Realmente soy una afortunada de haber podido acceder a este tratamiento médico, de mínimo riesgo y nada invasiva.  Así, durante una hora estuve dentro de este increíble aparato de la medicina moderna, escuchando la música que me gusta, con el equipo de profesionales que irradiaban mi MAV pendientes a cada instante de cómo me encontraba, transmitiéndome alegría y entusiasmo. 

Destaco el trabajo del Dr. Lorenzoni, un médico cercano y cariñoso, quien con tremenda paciencia nos explicó a mí y a mi familia todas las veces que fueron necesarias qué era lo que iba a pasar dentro de mi cabeza.  En los posteriores controles que han seguido a la radiocirugía hemos visto con emoción como la MAV va desapareciendo poco a poco, y con ello el recuerdo del derrame cerebral cada vez se va haciendo más parte del pasado.  De esta manera, apenas 4 meses después de mi derrame pude retomar mis clases en la universidad, donde terminé mi año aprobando el 100% de mis ramos.  Además, estoy a punto de irme de intercambio a Australia – plan que tuve que postergar por el accidente – con tranquilidad... recordando echar en la maleta un CD con todos mis exámenes médicos.”

 

Constanza Wilhelmy
Malformación Arteriovenosa
Santiago, Marzo 2015




© Gamma KNIFE Todos los derechos reservados • Mapa del sitio • Powered by Enexum
Volver Arriba