Testimonio de Carolina Pérez


“A comienzos del mes de junio del año 2013, tuve que ser sometida a una craniectomía en Concepción en la Clínica Bío Bío, prolongada cirugía liderada por el neurocirujano Dr. Jaime Pinto Vargas, primera etapa del abordaje a un intruso dentro de mi cabeza: un schwanoma vestibular ubicado en una zona de difícil acceso, DIFICIL era la expresión exacta con la que relacionar de inmediato todo lo que conllevó el proceso: el tiempo de permanencia en uci, en la clínica, la rehabilitación kinesiológica hasta volver a sentirme autovalente, los recursos económicos involucrados, difícil, así veía todo por aquellos días. El tumor no pudo ser extraído en su totalidad, (el Dr. Pinto tuvo la habilidad de extraer el máximo posible sin afectar el nervio facial ni otras estructuras, conservando la simetría de mi rostro), quedando un remanente del que no pude ocuparme sino hasta un año después. Antes, tuve que enfrentar un cáncer de mama y tratamiento de quimioterapia. Entrando y saliendo de pabellones quirúrgicos, días cama en distintas clínicas aún sin tener 56 años de edad, me parecía que una inmensa nube negra se extendía sobre mi último tiempo de vida.

Consultas, devorar información en internet sobre resultados chilenos y extranjeros, viajes desde mi Concepción natal a la capital, finalmente me condujeron a la alternativa que el tamaño del tumor había excluido para mí en primera instancia: la Radiocirugía.

Así llegué a Gamma Knife Chile en el Hospital Militar, antes de partir ya me percataba de la cordialidad y cálida acogida que me brindarían: conté con toda la colaboración remota para hacer trámites en mi isapre orientada por don Pablo Dazzarola y la secretaria de la unidad. Viajar y entrevistarme con el Dr. Luhr respecto al proceso terminó por confirmar lo que ya intuía.

Claramente tengo conciencia de ser muy afortunada por estar entre los pacientes que pudo acceder a esta tecnología y así el 29 de agosto de 2014, al ritmo del Bossa Nova como música de fondo, me sometí a este fantástico y moderno procedimiento, que no alcanza a ser incómodo por lo sorprendentemente breve en relación a la cantidad de tecnología que representa. Salí caminando a las pocas horas y a los cinco días estaba retomando mi actividad laboral como asistente social después de dos periodos de prolongadas licencias médicas, y la deliciosa rutina de mi vida cotidiana.

Todos los días despierto con sentimientos de gratitud: A Dios cualquiera sea su naturaleza, a las fieles amigas y los afectos que me envolvieron en la parte difícil del camino, a mis hijos e hijas por su incondicionalidad y ser mi principal motivación y al equipo médico de Gamma Knife: doctor Claudio Luhr, doctor José Lorenzoni, físico médico Francisco Bova. “

 

Carolina Pérez
Schwannoma Vestibular
Concepción, Agosto 2014




© Gamma KNIFE Todos los derechos reservados • Mapa del sitio • Powered by Enexum
Volver Arriba