Testimonio de Eliana Escobar Velasco


“Tendida bajo el quirófano además de coronada, esperaba un poco ida y también ansiosa la milagrosa intervención, en el entorno oscuridad, de fondo una melodía, está muy hermosa y para mi bien conocida, no pensaba en nada, nada dolía, solamente allí estaba.

El reloj con seguridad los minutos ya marcaban. Desdoblada desde lo alto allí me vi quietecita, desde lejos escuche y envuelta en un halo azul violeta mis sentidos olvide. Voces a mi alrededor preguntaban como estoy yo juraba estar despierta y encontrarme muy bien. Un rostro sonriente y bondadoso hasta mi rostro se inclinó, mostraba satisfacción por la misión cumplida. Levantándose enseguida algo ordenó.

A mi habitación fui conducida. En ese momento era yo. Yo la sufriente, la aporreada, la desdichada atrás quedo. De vuelta de un mal sueño feliz fue mi despertar, rodeada por mi familia que nerviosos osaban anchas sonrisas, de esta forma se acercaban al doctor que me seguía. Ya ha pasado bastante tiempo he pisado mayo y todo silenciosa, no he querido mencionar que el dolor no se ha presentado (gracias a dios).

Te confieso que para reforzar la intención ya tres golpes en un madero errado. Son dos gloriosos años de nueva vida, de nueva vida para mi, de existo y reconocimiento para el Dr Luhr. Mis recuerdos más preciados, aunque no siempre lo mencione (conversando con el doctor Carlos Gonzales de la clínica nueva cordillera, le hacía muy buenos recuerdos del Dr. Luhr). Estos recuerdos están presentes muy dentro de mí, vivos como parte de mí ser. Gratitud es la palabra que he debido mencionar; el gesto un gran abrazo y un hasta pronto final.”

 

Eliana Escobar Velasco
Neuralgia del trigémino
Santiago, Mayo 2013




© Gamma KNIFE Todos los derechos reservados • Mapa del sitio • Powered by Enexum
Volver Arriba