Revolucionaria cirugía permite operar el cerebro sin perforar el cráneo de pacientes

El Gamma KNIFE –o cirugía sin bisturí- consiste en la administración de una alta dosis de radiación en una única sesión mediante el enfoque de 201 rayos gamma a un objetivo seleccionado en el cerebro.

El cerebro es una de las más complejas estructuras del cuerpo humano. Por esta razón, intervenirlo quirúrgicamente es algo complejo y de alto cuidado. Sin embargo, existe una alternativa que facilita el tratamiento de cierto tipo de enfermedades gracias a que pueden ser tratadas sin cirugía tradicional.

Desde mayo de 2011 la tecnología Gamma KNIFE, capaz de realizar, con un alto grado de precisión, neurocirugías no invasivas a una determinada zona del cerebro se encuentra disponible en el país lo que ha permitido a cerca de 300 personas someterse a esta operación para solucionar sus problemas de salud.

El doctor Claudio Lühr, neurocirujano y director médico de Gamma KNIFE Chile explica que el procedimiento no aplica para todas las intervenciones, pero que obtiene excelentes resultados en aquellas patologías que pueden ser tratadas con esta operación en la que se accede al cerebro sin abrir el cráneo.

“El espectro de aplicación son los tumores benignos, los tumores malignos tanto primarios como secundarios, en el caso de las metástasis por ejemplo y las malformaciones vasculares, principalmente las malformaciones arteriovenosas, los trastornos funcionales y otros trastornos de la función del movimiento como el temblor esencial y de algunos casos de enfermedad de parkinson, algunas formas de epilepsia”, explica el especialista.

“De las formas de hacer radiocirugía cerebral, la más aceptada y la que no ha sido superada por ninguna otra tecnología es el Gamma KNIFE”, asegura Lühr.

“Por un lado, la dosis que está planificada debe llegar con precisión donde tú quieras llevarla. Y segundo, la dosis que prescribes debe ser exactamente la que corresponda. Esas son las dos variables fundamentales que hacen la gran diferencia, y el porqué Gamma KNIFE es el instrumento preferido para la radiocirugía cerebral”, explica el experto que fue capacitado en la Universidad de Pittsburgh, USA, uno de los principales centros de Gamma KNIFE a nivel mundial.

El procedimiento es sencillo y sin dolor comparado con cirugía abierta, además de ser más económico. Otra ventaja es que al no ser una cirugía tradicional, no requiere administración de anestesia general, reduciendo los riesgos que ello conlleva, además de tener menos complicaciones post operatorias.

Cómo es el procedimiento

El Gamma KNIFE –o cirugía sin bisturí- consiste en la administración de una alta dosis de radiación en una única sesión mediante el enfoque de 201 rayos gamma a un objetivo seleccionado en el cerebro.

La operación no perfora el cráneo al paciente (no es invasiva) lo que disminuye notablemente riesgos asociados como infecciones, secuelas, dolores y/o problemas derivados del uso de la anestesia.

Esta situación permite evitar un largo periodo de recuperación (el paciente podrá volver a sus actividades normales al día siguiente, pues no requiere cuidados intensivos ni hospitalización o UCI), lo que rebaja los costos hasta un 40% en comparación con un tratamiento convencional de cirugía abierta.

“En todo este procedimiento el paciente está plenamente consciente, despierto, y la instalación del marco se hace bajo anestesia local en los puntos de fijación. No es necesario el uso de anestesia general. La mayoría de las veces, el paciente puede volver a su casa durante el transcurso de la tarde, o se retira a la mañana siguiente”, asegura Lühr, que en su labor es acompañado por un equipo de médicos neurocirujanos, radioncólogos y un físico médico, todos debidamente acreditados y formados en centros Gamma KNIFE.


Fuente: Publimetro



© Gamma KNIFE Todos los derechos reservados • Mapa del sitio • Powered by Enexum
Volver Arriba