Técnica de radiocirugía en Chile promete frenar avance del párkinson

 

"Gamma KNIFE" es el nombre del sistema que, reduciendo riesgos y costos, actúa ambulatoriamente en los más de 600 mil pacientes que lo han utilizado.

SANTIAGO.- El párkinson es un trastorno degenerativo crónico del movimiento que, con el tiempo, conduce a una discapacidad debido a la destrucción de las neuronas pigmentadas de la sustancia negra. Además, desencadena alteraciones en la función cognitiva, expresión de las emociones y pérdida de autonomía.

Un método de radiocirugía estereotáxica que no implica intervención directa promete ser una opción para frenar  esta enfermedad.  El sistema se llama "Gamma KNIFE" y utiliza haces de rayos gamma de manera intensa que se focalizan en lesiones pequeñas y medianas del cerebro sin ningún tipo de incisión quirúrgica.

La máquina se encuentra hace cuatro años en las dependencias del Hospital Militar y más recientemente en la Clínica Dávila con su nueva versión. Actúa a través de un procedimiento ambulatorio, por lo que permite al paciente volver a su actividad en las siguientes horas.

"Los resultados son similares que con una cirugía tradicional, lo que cambia es la forma de producir la lesión y la ventaja del Gamma Knife es la eliminación los riesgos que tiene una cirugía abierta como las hemorragias por ejemplo", señala el director médico de este proyecto, Claudio Lühr.

Principalmente se utiliza para tratar tumores cerebrales, pero también ha sido probada con otro tipo de afecciones neurológicas, entre ellos, trastornos funcionales, como el temblor esencial y  Parkinson.

Hasta ahora más de 600 mil pacientes han sido tratados con este método en el mundo y más de 300 pacientes solo en Chile.

Según el doctor Lühr, este bisturí de rayos gamma elimina los peligros de hemorragia, meningitis, otras infecciones intracerebrales y efectos secundarios. Además puede costar hasta 60% menos que la cirugía tradicional.

Los efectos se aprecian más lento que una cirugía abierta, por lo que no se usa en personas cuya afección requiere una terapia más inmediata, pero es ideal para pacientes que no pueden tolerar una intervención quirúrgica.

Aunque no hay datos oficiales, se estima que en Chile unos 40 mil adultos de más de 50 años y otros 20 mil  bajo ese rango de edad padecen de Parkinson.

El tratamiento de esta patología es parte del AUGE (Plan de Acceso Universal de Garantías Explícitas), pero no considera una posible cirugía. Además, la operación con "Gamma KNIFE" no está cubierta por Fonasa por lo que el acceso está limitado a pacientes particulares y afiliados a Isapres.

 

¿Cómo funciona?

El equipo creado en Suecia por el profesor Lars Leksell trabaja emitiendo 201 rayos gamma que atraviesan la piel, el cráneo y el cerebro, sin daño en su trayectoria para llegar a la célula, en donde coinciden y concentran toda su potencia. Además posee un poderoso software computacional de planificación.

Según explica el doctor Lühr, "cada rayo individualmente no tiene ningún efecto, pero donde se juntan los 201 rayos se produce una acumulación de energía muy alta, provocando un ataque al ADN de la célula que queda inhabilitada de reproducirse".

No se utiliza anestesia general, ya que el paciente está plenamente consciente y despierto durante toda la intervención.

Este método también se puede usar para tratar otros problemas funcionales como la epilepsia y la neuralgia funcional, enfermedades vasculares como la malformación arterial, el angioma cavernoso y la fístula dura, además de varios tipos de tumores benignos y malignos.


Fuente: Emol



© Gamma KNIFE Todos los derechos reservados • Mapa del sitio • Powered by Enexum
Volver Arriba